Celulosa

La celulosa es un aislante natural térmico y acústico para construcción realizado a partir de papel de periódico reciclado. Es un producto 100% reciclado y por tanto ecológico. El papel se desfibra, al tamaño requerido, en un molino. Una vez desfibrado, se mezcla con minerales bóricos, que dotan al aislante de propiedades ignífugas y antifúngicas.

Principales características de la celulosa

  • El aislamiento de celulosa puede ser aplicado en todo tipo de superficies, muros y paredes verticales u horizontales de hormigón armado, madera, bloques prefabricados, ladrillos… tanto en las nuevas construcciones de viviendas como en la rehabilitación energética de las ya existentes.
  • La reducción de entradas de calor, de frió o ruido, aumenta la sensación de confort y crea un clima ambiental sano.
  • Su aplicación es rápida y segura en obra, no contamina y no emite ningún tipo de gas o sustancia tóxica.
  • Duración ilimitada, no se apelmaza ni mengua con el paso del tiempo. No se asienta.
  • Protección térmica para todo el año, verano-invierno, óptima absorción acústica, alta capacidad higroscópica, regulador natural de ambientes, en caso de incendio, no se inflama, no propaga llama, no se derrite y no emite ningún tipo de gas tóxico. Protección antiparásitos y hongos.
  • El Aislamiento libre de juntas, forma un bloque de masa homogénea, evitando así el puente térmico y estanqueidad al viento.
0