El futuro es pisar madera

 In Noticias
Cuanto más atrás queda el tiempo en que era habitual un contacto estrecho con los materiales de la naturaleza, más atractivos se vuelven. Y la madera lo sabe. Su utilización en vigas y techos ha dejado de ser un lujo propio de las casas de campo, y no se resiste a volver a la construcción actual como un simple decorado: una empresa asturiana ha creado el primer panel estructural de madera para uso en forjado desarrollado en España, que puede utilizarse tanto en nuevas construcciones como en casas y edificios rehabilitados.

Pisar maderaEl uso de paneles estructurales de madera está extendido en Estados Unidos y en Europa, pero es poco frecuente en España. ¿Por qué vuelven los países más industrializados a un material aparentemente “superado” en la construcción? “Además de aprovechar las cualidades decorativas de la madera en la cara que constituirá el techo del piso, diseñar con este material nos ha permitido obtener un panel de gran ligereza que se instala en seco y puede ser sometido a carga desde el primer momento. De esta manera, podemos reducir el gasto gracias a la menor necesidad de estructura portante y a la reducción de tiempos de ejecución y de mano de obra”. Así resume Jacinto Blanco, director de I+D+i de Metazinco, algunas de las ventajas del panel de madera que ha desarrollado la empresa.

Y es que, si al usuario final pueden interesarle más aspectos como el decorativo o contar con materiales naturales en su domicilio, para los arquitectos y constructores cobra más importancia la reducción de tiempo y trabajo, así como que el panel que ha desarrollado la empresa cumple con la normativa establecida en el Código Técnico de la Edificación.

Proyecto innovador
En este sentido, “junto a detalles como la capacidad del panel para alojar y esconder las instalaciones de agua, calefacción o electricidad, su diseño no deja de lado aspectos como la seguridad, la resistencia o el aislamiento acústico”, señala Jacinto Blanco. Para lograrlo, los investigadores han armado un rompecabezas en el que han “jugado” con el encolado y la fijación de los componentes que conforman el panel para lograr reunir la máxima rigidez y resistencia con el mínimo consumo de madera posible.

Para llegar a esta solución, han sido necesarios algo más de dos años de trabajo en colaboración, entre otros, con centros como el Instituto Eduardo Torroja del CSIC, el Centro de Acústica Audiotec, el Laboratorio de Fuego AFITI-LICOF y los asturianos Fundación ITMA y la Universidad de Oviedo, en un proyecto innovador financiado por el PCTI del Principado. Porque, en palabras del director de I+D+i de Metazinco, “para llegar a obtener un producto que se adapte al mercado español y ofrezca características únicas ha sido necesario desarrollarlo desde cero”.

Alto al fuego
Como indica Jacinto Blanco, uno de los aspectos más críticos en el diseño ha sido estudiar la resistencia al fuego del panel y su integración con el resto de elementos que lo acompañan en la construcción del forjado. Pero, “midiendo su resistencia al fuego, es decir: el tiempo durante el que el panel es capaz de seguir cumpliendo su función en caso de incendio, los investigadores han demostrado que el producto cumple los tiempos exigidos en el Código Técnico de la Edificación”, destaca.

Con este proyecto recién terminado no finaliza el desarrollo de productos de madera industrializada para la construcción por parte de la empresa. Metazinco ha tomado el hilo de la innovación que se extiende desde el leñador de los cuentos hasta el mercado internacional de la madera industrializada al que se dirige la compañía.

Fuente: agenciasinc

Entradas similares

Leave a Comment

0